Orquesta Filarmónica de Málaga

Conoce la Temporada 2016_17 de la Orquesta Filarmónica de Málaga

Programa 2016_17

Programa de abono Nº 13

Descubre el programa

Programa de abono nº 15

Descubre el programa
Temporada Abono
J. 01Jun.
| 20:00h
V. 02Jun.
| 20:00h
Teatro Cervantes
Entradas
Programa 14
Director: Manuel Hernández Silva Piano: Juan Pérez Floristán
  • W. A. Mozart
  • R. Schumann
Temporada Abono
J. 08Jun.
| 21:00h
V. 09Jun.
| 21:00h
Teatro Cervantes
Entradas
Programa 15
Director: Manuel Hernández Silva Mezzosoprano: Mª José Montiel
  • GUSTAV MAHLER

    Sinfonía nº 3 en Re menor

Extraordinarios
S. 24Jun.
| 20:00h
D. 25Jun.
| 19:00h
Teatro Cervantes
Entradas
Antología de la zarzuela

Orquesta Filarmónica de Málaga

Presentación de la temporada 2016_17 por Manuel Hernández Silva

Más información

Descubre la Orquesta Filarmónica de Málaga

Conócenos

La Quinta Sinfonía de Bruckner en el decimotercer programa de abono de la OFM en el Teatro Cervantes

Dirigirá a la Filarmónica Carlos Domínguez-Nieto.

Los días 25 y 26 de mayo, jueves y viernes, a las 20 h, en el Teatro Cervantes de Málaga se podrá disfrutar de la Quinta Sinfonía de Bruckner. La OFM será dirigida en este monográfico por el maestro Carlos Domínguez-Nieto.

Anton Bruckner inició los bocetos  de la Sinfonía nº 5 en Si bemol mayor, WAB. 105 en 1875 para acabarla en 1878. En ella se prodigan los elementos corales como su grandioso final, que ha llevado a ser considerada como la Sinfonía de la Fe. Tiene una acusada austeridad en comparación con la Cuarta, ya desde su lenta introducción del primer movimiento evoca claramente la música sacra, y en el que se suceden diferentes motivos temáticos y variaciones de una marcada impronta religiosa. En los dos temas del segundo movimiento se alcanzan climax realmente impresionantes. El tercer movimiento está vinculado con el anterior pero introduciendo nuevos elementos. El cuarto movimiento cita pasajes anteriores a modo de resumen.

En su conjunto la Quinta Sinfonía constituye una síntesis muy elaborada de las formas sonata y fuga, hasta el punto que dos de sus temas son tratados como una doble fuga, en un alarde de conocimiento contrapuntístico.

El logrado equilibrio entre invención y técnica de composición de esta Quinta Sinfonía llevó al propio compositor a calificarla como su obra maestra, aunque nunca llegó a escucharla interpretada por una orquesta.

La Quinta es un ejemplo de lo que el musicólogo alemán Harry Halbreich llama “gigantesca catedral sonora” que recoge las características sinfónicas del músico que, basándose en la sinfonía clásica, consigue crear un lenguaje propio en cuanto al tratamiento formal, la profundidad y elaboración de las melodías y el desarrollo armónico, y en este caso, a través de un uso del contrapunto absolutamente personal.