Orquesta Filarmónica de Málaga

Lamentamos informarles que debido a problemas de salud el maestro Ramón Tebar ha cancelado su participación en el concierto de esta semana. El maestro Ricardo Casero se hará cargo del programa.

Los días 5 y 6 de mayo, jueves y viernes, a las 20 horas, la Orquesta Filarmónica de Málaga regresará al Teatro Cervantes para interpretar el Programa 12 de su temporada de abono 21_22 en el coliseo malagueño, que se dedicará a dos sinfonías de los compositores Antonin Dvořák y Anton Bruckner.

La primera parte del Programa 12 se dedicará íntegramente a la Sinfonía nº 7 en Re menor, Op.70 del compositor checo Antonin Dvořák, una obra que abre el que sería su último periodo creativo dedicado a esta forma musical. Fue concebida por su autor como una obra importante «que cause un gran revuelo en el mundo», tal y como se recoge en una carta escrita por el propio compositor a un amigo.

La composición tiene un aspecto sombrío a la vez que apasionado, siendo la sinfonía más típicamente romántica de cuantas escribió Dvořák, con una calculada progresión dramática de su expresión y gran sobriedad en su instrumentación. Está dedicada al legendario director Hans von Bülow y, desde su estreno el 22 de abril de 1885 en el St. James’s Hall londinense con la dirección del propio autor, no ha dejado de tener éxito en las salas de conciertos.

En la segunda parte del programa la OFM interpretará la Sinfonía nº 3 en Re menor, WAB 103 ‘Sinfonía Wagner’ de Anton Bruckner, un autor considerado como uno de los más destacados sinfonistas de la historia, que muestra una marcada tendencia a la monumentalidad en sus obras orquestales.

El autor dedicó esta composición a su admirado Richard Wagner, por lo que se la conoce como ‘Sinfonía Wagner’, y escribió la primera versión de la obra el año 1873. Después de su desastroso estreno en Viena, que tuvo lugar el 16 de diciembre de 1877 con el autor en el pódium, Bruckner emprendió una profunda revisión de esta sinfonía, que llegó a tener varias revisiones hasta la última de 1889, en la que se redujo su duración unos 25 minutos.

Nacido en Valencia, Ricardo Casero, es el director titular y artístico de la Orquesta Reino de Aragón, orquesta residente del Auditorio de Zaragoza. Después de una carrera de 28 años como músico de orquesta y solista de renombre internacional, actuando bajo la batuta de directores como Leonard Bernstein, Daniel Harding, Claudio Abbado, Zubin Mehta, Lorin Maazel, Lawrence Foster, Riccardo Chailly y Valery Gergiev, siguió su pasión por la dirección de orquesta, y empezó su carrera como director colaborador en el Palau de les Arts de Valencia, trabajando en estrecha colaboración con Zubin Mehta en Aida, Turandot, Lorin Maazel en Simon Boccanegra, Traviata y Ricardo Chailly en La Bohème.