Orquesta Filarmónica de Málaga

Nota de prensa

El maestro Hernández Silva, director titular y artístico de la OFM, dirigirá el concierto desde el podio del Teatro Cervantes.

Los próximos días 16 y 17 de noviembre, jueves y viernes, a las 20 horas, el Teatro Cervantes será el escenario del cuarto programa de la temporada de abono de la OFM.

Se iniciará la primera parte con el Concierto para violín y orquesta en La menor, Op. 53 de Antonin Dvořák, estrenada en Praga en 1883. Lo dedicó al famoso violinista Joseph Joachim. La orquestación resultó pesada en un primer ensayo con orquesta, lo que llevó al autor ha realizar una segunda versión.  Este concierto sigue siendo una importante pieza en el repertorio de violín por sus exigencias técnicas y virtuosísticas para el solista.  En el primer movimiento presenta a la orquesta, que deja de inmediato el protagonismo al solista hasta la aparición de un episodio Quasi moderato que interrumpe la recapitulación, sirviendo de transición para el segundo movimiento, un dramático Adagio cuya conclusión contiene un elevado diálogo “brahmsiano”. La vena folclórica se activa en el jocoso Allegro final, una especie de rondó de trepidante ritmo que es contrastado por una melancólica canción eslava lenta antes de volver a un danzante discurso final.

Actuará como violinista solista la concertino de la OFM Andrea Sestakova

La segunda parte del concierto incluirá la Sinfonía nº 6 en Si menor, Op. 74 “Patética” de Pyotr I. Tchaikovsky. Esta sinfonía es un referente del sinfonismo romántico. Su sobrenombre se debe al hermano del autor, con un sentido apasionado y emotivo, nada trágico. Se la estrenó en 1893 en San Petersburgo, nueve días antes de su muerte. La consideración más difundida sobre la intención del autor en esta obra es que tiene un carácter programático, que refleja aspectos autobiográficos en los tres tiempos anteriores al réquiem que se intuye en el cuarto, movimiento premonitorio del inminente final del compositor.